Llevar el cuerpo al máximo si, pero pasando por boxes

Cada cierto tiempo llegan a consulta deportistas singulares sobre los que me gusta escribir, cuyas historias te impactan y te motivan, en los que en cierta medida otros deportistas pueden verse quizá reflejados y aprender del cuidado que se requiere cuando se lleva al  extremo al cuerpo, lo que hace tener que plantearse unas cuantas cosas, vitales en mi opinión para tener una larga carrera deportiva.
 

El caso de Javier Pastor es uno de los muchos donde ves un deportista auténtico, que vive al máximo sus entrenamientos, aventuras, competiciones, carreras…
Un apasionado vamos. Empezó con el atletismo, corriendo en el histórico equipo Larios en disciplinas como el 400. Después fue probando como muchos, el gusanillo de la distancia hasta ser un buen maratoniano donde trás acumular mucha experiencia y buenas marcas, descubrió con el triatlón la posibilidad de correr a tope después de hacer otros dos deportes que le gustaban.

Con el tiempo fijó grandes retos, como correr un Ironman en sub 10 h o dar el salto a la montaña en diferentes ultras de categoría internacional como Transvulcania o la Madrid-Segovia, pruebas de resistencia con sus cerca de 100 km de distancia, donde consiguió buenas clasificaciones.

Realmente pocos son los deportistas que se plantean el daño que producen las cargas de entrenamiento y la factura que pasan ciertas competiciones si no se plantea por igual la recuperación, ésto le pasó a él.

Siempre ponemos objetivos de entrenamiento: una semana de volumen con 80 km corriendo, 4h de trail por el campo con 1400+, series a 3’30, cuestas, 10 repeticiones de excéntricos, trabajo de Core, etc etc. Tenemos una programación de lunes tal, martes cual..
Pero con muy pocos deportistas me he cruzado que tengan en su hoja de ruta objetivos de recuperación, que tengan marcado, todos los días 20minutos estiramientos,  martes y jueves fisio,viernes 1h compensatorios…. y al igual que no se saltan entrenamientos, que le den la misma importancia a la recuperación y el trabajo regenerativo y lo lleven a cabo con igual  vehemencia!

Mi opinión es que es más importante dedicar tiempo y recursos a recuperarnos bien que sólo a entrenar y machacarnos. El porqué, es que nuestra actividad catabólica, que es el entrenamiento (la que destruye células, tejidos, etc para luego estimular al cuerpo a recuperarse) es mucho mayor que la anabólica. Es decir las agresiones del entrenamiento y la competición son mucho mayores que lo que el cuerpo puede recuperar, aunque durmamos 9h o tengamos hidratacion y nutrición adecuados.

En el campo amateur cada vez la gente es más profesional y mismas horas que el profesional a entrenar, gasta dinero en material igual o mejor que el del pro, y se sienten estimulados por hacer entrenamientos parecidos a los de sus referentes, pero la diferencia, a parte de la genética y la intensidad, muchas veces son las horas destinadas a recuperación.

Es muy fácil leer un titular de Kilian Jornet rompe un récord, o Gomez Noya entrena tantos km semanales etc , pero no nos llega mediaticamente todo el trabajo, esfuerzo y tiempo que dedican a recuperarse bien o a tratarse diariamente. Creo que la gente se motivaría y cundiría el ejemplo, no sólo de entrenar y entrenar.

Eso es lo que debería de cambiar en España, educar al deportista a que igual que no ve como un gasto el comprar unas ruedas de carbono de 2000€ porque le van a hacer ganar varios segundos por km, o tener 4 pared de zapatillas para cada disciplina, etc no debería de ver como gasto el acudir al fisio una, dos, tres veces a la semana  o las que se considere necesario por el profesional en función del punto del año que nos encontremos, de la edad, de antiguas lesiones, de los objetivos….sentirse bien no quita de ir asiduamente a descargar, porque en muchas ocasiones los niveles de cortisol, THC, dopaminas y adrenalina de la motivación por los objetivos, del entrenamiento y de las carreras enmascaran molestias, dolores o simplemente el SNC los ve como “normales” y que están ahí pues llevan meses en los músculos, tendones y articulaciones.

Siempre habrá gente que diga: va, yo no voy mucho al fisio, me encuentro bien, no me noto cargado o con dolor, sigo unas semanas más…. Como dice el anuncio, error. Este deportista no comprende que la sensibilidad de uno mismo con su cuerpo y sus músculos no siempre es correcta. En muchas ocasiones ademas el gran nivel de hormonas en cuerpo como he comentado antes nos dan sensación de euforia, retrasan la fatiga y nos activan, es decir permiten seguir y seguir con el entrenamiento, automatizando el estrés físico sobre el cuerpo. Otras veces la motivación mental de preparar una prueba es mayor que la percepción de carga o dolor que tengamos. Todo ésto hace que se antepone el objetivo cómo meta, y eso muchas veces hace que se arrastren molestias, dolores que nos modifican la técnica, etc y esto nos lleva a Lesiones de Gravedad, que existen y pasan.

Muchos deportistas que veo llevan años de actividad catabólica repetida y en muchos casos no han acudido más de una vez al mes al fisio, quedando reducido a esperar unas horas entre entreno y entreno la parte anabólica, además de acompañar la dieta de suplementos y vitaminas o antioxidantes…Insuficiente!

Mucha gente le encanta darse palizas, y luego qué? Con hielo y estirar 15minutos el cuerpo no se recupera completamente de 10 series de 800 al 90%, o de un rodaje de 1h40 preparatorio de una maratón, o 75km en bici con dos puertos…… pero claro pocos piensan en que es igual de necesario para mejorar y cumplir sueños tanto entrenar cómo recuperarse mejor de lo que hacen.

Esto es básico tanto en el campo amateur como en el profesional, puesto que si no se cumplen esos objetivos de recuperación y normalización de tono muscular, de horas de sueño, de flexibilidad muscular, de eliminación de sobrecargas y dolores, de limpiar y ayudar a drenar catabolitos etc no se debería pasar al siguiente microciclo de entrenamiento o incluso plantearnos seriamente en que condiciones llegaremos o acabaremos una competición y sobre todo si merece la pena por el riesgo en que ponemos a nuestro cuerpo, nos lesionemos o no.

Igual de importante que es recuperar al deportista de estas lesiones serias es concienciarle  de cara al futuro  a él y todo su  entorno, a su equipo, compañeros de entrenamiento, entrenadores, amigos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *